De Interés : Snapchat compite contra sí misma

El mundo de las redes sociales y de las plataformas de chats se volvió un “Snapchat” para vivir. Ni Evan Spiegel, fundador de la red del fantasma, se imaginó que 6 años después, su proyecto universitario del que todos dudaban, marcaría tendencia en el mundo digital.

¿Quién va a desear que se borren las fotos después de cierto tiempo de publicarlas en una red social? fue la interrogante que trató de opacar el proyecto dentro de la mente de un universitario de diecinueve años. Ahora la empresa es un éxito y sus características dominan la vida en las grandes plataformas sociales. Debe competir con sí misma, es decir con sus funciones primordiales copiadas por terceros, para seguir marcando tendencia.

En los últimos días Facebook se convirtió en la última gran red social en implementar funciones que fueron características fundamentales de Snapchat. Primero Instagram, luego WhatsApp y Messenger se apropiaron de los filtros, funciones de edición de fotos y de las historias. Ese hecho nos deja claro que hablar de la vida social en digital es conversar sobre la “cultura Snapchat”. Es necesario preguntarnos en ¿qué beneficia a los usuarios el fenómeno de las funciones de la red del “fantasma”? Sabiendo que sus características ya son universales en nuestras redes sociales.

El nacimiento de Snapchat en 2011 prometía un cambio de paradigma en los medios sociales. Su razón de ser era cultivar una necesidad y un revolución de hábitos.  Daba la oportunidad de que las fotos y videos personales desaparecieran luego de 24 horas de publicadas.

En 2015 formaba una superpotencia, sus 300 millones de usuarios activos compartían 8,796 fotografías cada segundo, un  promedio que superaba a la actividad en WhatsApp y  Facebook, según un estudio que reveló CEWE  Photoworld en dicho año.

Las demás redes sociales estaban quedando atrás y los usuarios exigían nuevas oportunidades al cambio. Por ejemplo, los seguidores activos de Snapchat publicaban los screenshot de sus actividades y creaciones en otras redes como Instagram. El centro de atención eran los snaps y la divulgación se daba en Instagram.

La plataforma del “fantasma” crecía en una sola línea: proporcionar a los usuarios mayor comodidad y privacidad. El grupo que más la aprovechó fueron los millennials. El año pasado la compañía reveló que 100 millones de personas usaban la plataforma diariamente en EE.UU. y el 86% tenía menos de 35 años. Usuarios que estaban dividiendo su tiempo de vida social compartían los snaps porque los demás espacios digitales envejecían.

Si bien Facebook, WhatsApp e Instagram cada día tenían mayor audiencia, corrían el peligro de que sus usuarios emigraran a una red que lo proporciona todo en materia de seguridad.

La trinchera de grandes redes sociales añadió funciones de fugacidad y privacidad del contenido personal al estilo Snapchat. La “cultura del fantasma”, al apoderarse de estas plataformas populares, proporcionan una realidad más adecuada a nuestra vida conectada:

  • Mayor privacidad. Todos los usuarios tenemos la libertad de enviar contenido de cualquier índole sin el temor de ser divulgado. O en cualquier caso, si hay “screenshots” de las publicaciones, las aplicaciones lo notificarán.
  • Fugacidad. Las redes sociales van al ritmo de nuestras vidas. Ya no somos el pasado, compartimos el presente. Se vive el momento, minuto a minuto y las audiencias pueden disfrutar de ese fenómeno.
  • La diversión ante todo. Si van a compartir ubicaciones, lo podés hacer de una forma más creativa gracias a los geofiltros y la revolución del selfie.
  • Audiencia creativa. Los usuarios, con el uso de estas redes sociales, no son mentes pasivas, pueden jugar con arte y divertirse dibujando a dedo y compartiendo filtros.

Snapchat, con la competencia feroz de las demás redes sociales, copiando sus funciones especiales, ha reaccionado abriéndose cada vez más.

Primero con la oportunidad de guardar los momentos en el almacenamiento de la plataforma y de descargar los snaps. Después, permitiendo la búsqueda de historias en todo el mundo. Es decir la plataforma se está universalizando en sí misma y compitiendo con otras aplicaciones que usan su idea de raíz. Los beneficiados con este fenómeno serán los usuarios de las redes sociales que tendrán las ventajas de acceder a un nuevo mundo digital en tiempo real y más seguro. Ante todo, Snapchat es nuevo mundo en las redes sociales.

via TekCrispy http://ift.tt/2eE43Rd

April 1, 2017 at 10:01AM

http://ift.tt/2mZWXMw

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s